Certificación energética. Normativa europea y española.

La aprobación del Real Decreto 235/2013 se ha producido con mucho retraso. Parece que el gobierno no está interesado en cumplir con la normativa europea que lo exige. ¿No sabes qué normativa es esa?

25-04-13

normativa sobre certificación energetica europea y española

Quizá hayas oído hablar del Protocolo de Kioto o las Cumbres de la Tierra de Johannesburgo y de Río de Janeiro, todas esas convenciones y reuniones internacionales tienen la finalidad de llegar a acuerdos de política para reducir la contaminación, mejorar la eficiencia energética y aplicar un “desarrollo sostenible” y respetuoso con el medio ambiente.

La Unión Europea, como respuesta a los esfuerzos por ponerse de acuerdo todos los países (les cuesta mucho a todos los políticos que van a esas reuniones ponerse de acuerdo entre ellos), planteó el objetivo 20/20/20. Yendo al grano, se planea que en el 2020 se haya reducido un 20% las emisiones de CO2 respecto las de 1990, aumentar un 20% el uso de energías renovables y que se produzca una mejora del 20% en la eficiencia energética.

Todo este escenario se ve traducido en numerosas directivas europeas que cada país debe transponer (es decir, aplicar en su propia normativa y ampliar) para alcanzar los objetivos marcados. En materia de eficiencia energética y certificación energética en edificios, cabe destacar las que se reflejan en el esquema adjunto.

La Directiva 2002/91/CE (ver en pdf)se estableció tras la aprobación del Protocolo de Kioto aunque mucho antes de la aplicación de este. En ella se obligaba a los países a crear normativas y procedimientos con los cuales evaluar y mejorar la eficiencia energética de los edificios.

Atendiendo a esta obligación, en 2007 el gobierno de España creo el Real Decreto 47/2007 con el cual aprobaba el procedimiento de certificación energética de edificios de nueva construcción, de esta forma se hacía caso a la directiva pero no totalmente, porque dejaba fuera a los edificios existentes, precisamente los que peor eficiencia energética presentan.

Tras un proceso largo de deliberaciones, se presentó la Directiva 2010/31/UE (ver en pdf), con la cual se modifica la anterior aplicando nuevas propuestas para la mejora de la eficiencia.

Una vez más, el gobierno español no atendió a esta nueva directiva hasta el pasado 5 de abril con la aprobación del Real Decreto 235/2013, que deroga al anterior Real Decreto. Parece que para que hiciese caso y atendiese a sus obligaciones en eficiencia energética, hizo falta una sanción económica por parte de la Unión Europea. A pesar de la sanción, lo único que añade este nuevo Real Decreto es tener en cuenta los edificios existentes y parte de la última directiva, quedándose aún a bastante distancia respecto de otras obligaciones legislativas comunitarias.

En contra de la opinión que muchos ciudadanos puedan tener acerca de la implantación de los certificados energéticos calificándolos como un impuesto más, no es así, esta nueva normativa atiende a un propósito internacional de intentar mejorar en el plano de la ecología y el medio ambiente.

Si quieres estar informado sobre estos temas, apúntate a nuestro boletín semanal. Si estás buscando tu certificado energético consiguelo de los mejores técnicos cualificados.


Escrito por:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *