Eficiencia energética, renovables y reducción de emisiones para 2020

Desde el día 30 de Noviembre y hasta el 11 de Diciembre, se celebra en París la 21 Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático. En esta Conferencia se tratará de alcanzar un nuevo acuerdo cuyo objetivo consiste en realizar el paso efectivo a nivel mundial, hacia un futuro de bajas emisiones de carbono y de lucha contra el cambio climático. El cambio climático es una realidad, y todos los compromisos establecidos para alcanzar los objetivos marcados, y sobre todo su cumplimiento, son necesarios. El objetivo a más corto plazo en lo que se refiere a eficiencia energética en los edificios, determinado por la Directiva Europea 2010/31/UE para 2020 no queda tan lejos: 20% de reducción de emisiones, 20% de aumento de la eficiencia energética y 20% de consumo de energía procedente de fuentes renovables ¿Estamos preparados para alcanzarlos? ¿Se cumplirá con los objetivos marcados? ¿Se está haciendo todo lo necesario para alcanzarlos? Participa con tus comentarios.

eficiencia energética edificios cop 21

01-12-2015

Objetivo 20-20-20

De entre las oportunidades de reducción de emisiones de carbono a la atmósfera, la reducción de las emisiones en el sector de la edificación es una de la principales –junto a transporte e industria-, a través de las tres estrategias siguientes y por el mismo orden:

Reducción del consumo de energía.

Aumento en el aprovechamiento de las fuentes de energía renovable.

Aumento de la eficiencia energética de los edificios.

edificios responsables emisiones co2 atomosfera

Sobre todo teniendo en cuenta que, según la Directiva de eficiencia energética en los edificios 2010/31/UE, los edificios consumen el 40% del total de la energía en la UE, con el porcentaje asociado a emisiones de carbono que este porcentaje de consumo energético supone. Por lo tanto el planteamiento es correcto. A partir de aquí, los objetivos deben de ser cada vez más ambiciosos, y sobre todo vinculantes jurídicamente y de compromiso, puesto que el objetivo final consiste en que los edificios alcancen el consumo nulo de energía (los edificios nuevos para 2020). En 2030 los objetivos para la UE habrán aumentado hasta un 40% de reducción de emisiones, y un 27% de aumento del aprovechamiento de energías renovables y de mejora de la eficiencia energética, y seguirán aumentando para años sucesivos (2050).

Por otro lado la reducción del consumo de energía responsable de las emisiones de carbono está directamente relacionada la reducción de la dependencia energética: gas natural, petróleo y combustibles sólidos. España importa el 75% de la energía que consume, siendo el quinto país más dependiente dentro de la UE. En un sistema en el que los recursos son limitados, la reducción siempre tiene que ser el primer principio, mediante la puesta en práctica de estrategias eficaces y eficientes.

reducir dependencia energética energía renovable eólica

Imagen. Porcentaje de contribución de la energía eólica, como alternativa a energía no renovable, en la demanda de energía desde 2000 hasta 2018 en España. Fuente: Red Eléctrica de España (REE).

Un cambio de mentalidad y de hábitos

Sin duda el paso hacia una economía baja en carbono, lleva asociado un cambio de mentalidad y de hábitos fundamentalmente. Transmitir y comunicar a la sociedad la información necesaria, acerca de los beneficios por el consumo responsable de la energía y la reducción de las emisiones, es fundamental para tomar conciencia de las consecuencias de la inacción ante el grave problema del cambio climático, y así poder adquirir compromisos como individuos. Un ejemplo muy común que se da en la práctica profesional, y respecto de la certificación energética de edificios, es encontrarse con clientes propietarios de inmuebles que preguntan, ante la obligatoriedad de disponer del certificado de eficiencia energética (CEE), porque quieren vender al alquilar su vivienda o local ¿Y para qué sirve este certificado? ¿Esto me va a perjudicar?  El certificado es un impuesto más que se han inventado… Algo muy sorprendente por otro lado, por varias razones. En primer lugar, porque es un derecho del consumidor que va a adquirir un producto. Ya nos hemos acostumbrado desde hace mucho tiempo, a comprar electrodomésticos, bombillas, equipos de aire acondicionado o vehículos, que informan sobre su calificación energética ¿Y por qué no también en los edificios? En segundo lugar, porque el CEE de edificios convive entre nosotros desde hace tiempo suficiente como ser todavía ese gran desconocido. En España, es obligatorio disponer del certificado de eficiencia energética para edificios nuevos, desde 2007, y para edificios existentes desde 2013, e incluso ya era obligatorio mucho antes en países en el resto de Europa: en Reino Unido, desde 1995 para edificios nuevos, y 2007 para edificios existentes; en Alemania desde 2002 para edificios existentes, en Dinamarca el certificado es obligatorio desde 1997, y desde 2006 en Francia.

certificado eficiencia energética reino unido información consumidor

Imagen. Certificado de eficiencia energética en Reino Unido, con información muy útil en términos de coste de gasto actual y potencial de ahorro, así como de coste de inversión necesaria para mejorar la eficiencia energética.

En lo que respecta a la construcción y rehabilitación de edificios, tanto los técnicos como todos los profesionales involucrados, y la propia administración pública, tienen que actuar de manera responsable en el desarrollo y cumplimiento de la normativa de eficiencia energética, y en el compromiso por diseñar y construir edificios no sólo eficientes, sino también sostenibles. El compromiso en este sentido es el primer paso, además de un tiempo de adaptación y de la disponibilidad de recursos adecuados: formación especializada, recursos legislativos y normativa técnica e instrumentos de evaluación eficaces; sobre todo teniendo en cuenta que todavía existen generaciones de técnicos que continúan con una mentalidad poco sensible e ignorante frente al grave problema del cambio climático en su práctica profesional.

Aplicación de la Directiva de eficiencia energética 2010/31/UE

La directiva especifica que existen diferencias entre Estados miembros de la UE, cuando destaca la necesidad de llevar a cabo acciones más concretas con el fin de aprovechar el gran potencial de ahorro de energía aún sin realizar en los edificios. En España un porcentaje elevado (58%) de los edificios se construyeron sin criterios de eficiencia energética y muchos de ellos ya superan los 50 años (Ley 8/2013, de 26 de Junio, de rehabilitación, regeneración y renovación urbana). El potencial de ahorro sin duda es evidente.

rehabilitacion energetica edificios ayudas

Desde el punto de vista técnico, esta Directiva y la anterior, han sido traspuestas como todos sabemos a la normativa técnica de la edificación y sus modificaciones: código técnico, reglamentos de instalaciones, legislación sobre rehabilitación, regeneración y renovación urbana, etc.. Si bien esta adaptación se ha realizado, lo cierto es que se ha hecho con retraso, e incluso existen instrumentos, como el procedimiento de certificación energética de edificios a través de los documentos reconocidos, que continúan sin ser actualizados de manera definitiva: la herramienta unificada Lider-Calener o bien los procedimientos simplificados CE3 y CE3X aún en período de prueba, son un ejemplo de ello. Los tiempos de actuación son fundamentales para revertir el grave problema del cambio climático.

Desde el punto de vista económico, no podemos olvidar que la crisis en España desde 2007, no ayuda demasiado en la consecución de estos objetivos. Sin embargo la inversión privada y sobre todo la pública, en la rehabilitación energética de edificios, como parte del plan estratégico que debe trazar España como país miembro de la UE, puede ser el impulso necesario para alcanzarlos: mayores esfuerzos en política de eficiencia energética donde se premie el esfuerzo por aplicar medidas de reducción del consumo energético o del aprovechamiento de las energías renovables, y de paso también se genera empleo sostenible. En este sentido, existen programas de inversión pública como el recién modificado programa PAREER-CRECE (IDAE) que ahora va dirigido a edificios de cualquier uso, y no sólo residenciales, y que cuenta con un presupuesto de 200.000.000 euros en ayudas para actuaciones de mejora de la eficiencia energética que se lleven a cabo en los edificios ¿Suficiente? Un informe de la CEOE llamado La Rehabilitación de edificios como motor de crecimiento y empleo, plantea diferentes escenarios en función del porcentaje de apoyo público para la inversión en rehabilitación energética de edificios, con datos muy interesantes en este sentido.

invertir rehabilitación energética edificios empleo ayudas

Imagen. Escenario para una inversión pública del 50% en rehabilitación energética de viviendas entre 2014-2020 y número de trabajos creados y mantenidos.

Desde el punto de vista tecnológico, el apoyo a la investigación y desarrollo en materia de eficiencia energética y aprovechamiento de fuentes de energía renovable es imprescindible. Puede que en un futuro a medio-largo plazo, todos podamos disponer de una vivienda confortable, que apenas consuma energía, y que la energía que consuma provenga de fuentes de energía limpia y sobre todo sostenible desde el punto de vista económico, ambiental y social.

Conclusiones

Si otros países en la UE están haciendo los deberes, e incluso se plantean objetivos más ambiciosos como puede ser Alemania, Reino Unido, Francia o Dinamarca ¿Por qué no en España también, que dispone de un clima y una situación geográfica privilegiada? El potencial existe, y los mecanismos al alcance y sobre todo los esfuerzos, deben ir encaminados a conseguirlo.

¿Crees que se alcanzarán los objetivos? ¿Hace falta un cambio de mentalidad en general? ¿Estamos preparados? ¿Te ha parecido interesante este artículo? Si es así compártelo entre tus contactos y en tus redes sociales.

Aprende a realizar certificados energéticos con este curso online gratis

Artículos relacionados:

5 razones para solicitar el certificado energético

Rehabilitación energética: inversión para generar empleo sostenible

Diseño inteligente de edificios: agua y energía

Rehabilitación energética con ayudas a todos los edificios

Autoconsumo con instalación solar fotovoltaica aislada

25 principios más importantes en una casa autosuficiente

Publicada la versión completa de lider calener unificada (HULC)

Te explicamos los cambios en la nueva versión de CE3X (agosto 2015)

Alternativa desde los años 90 a la construcción insostenible

Recuerda conceptos básicos sobre energía, potencia y rendimiento


Escrito por:

2 pensamientos en “Eficiencia energética, renovables y reducción de emisiones para 2020

  1. Antonio Cruz

    Interesante, gracias por el artículo. Estoy intentando compartirlo en mi Facebook, pero no me deja….

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *