Plan de desescalada para reactivar la actividad económica y la movilidad geográfica

Este martes el gobierno presentó el plan de desescalada para la vuelta a la normalidad. Para su aplicación se propone cuatro fases y podrán adaptarse por provincia. Por lo tanto, su aplicación dependerá de la evolución de la pandemia ¿Qué se podrá hacer en cada fase? ¿Cuales serán las restricciones a la movilidad geográfica? ¿Cómo afectará a las actividades? Lo analizamos en este post.

plan de desescalada fases calendario

Imagen. Captura portada documento publicado en la web de La Moncloa para las diferentes fases de transición hacia la nueva normalidad

30-04-2020

El estado de alarma parece que llega a su fin. El día 9 de Mayo termina la última prórroga y unos días antes, el día 4, empieza la transición hacia la normalidad. El plan de desescalada se articula en torno a cuatro fases. El ritmo será diferente en cada provincia o isla. Y esta transición dependerá de la evolución de la pandemia en cada una de ellas. Sin concretar fechas exactas el plan de desescalada se configura de la siguiente manera:

FASE 0

Preparación para la desescalada.

Se permite algunas actividades de esparcimiento. Habrá locales que podrán abrir pero con cita previa. Locales pequeños. La atención será individualizada para los clientes.

La movilidad geográfica bajo las mismas premisas que durante el estado de alarma

FASE 1

Se inician parcialmente ciertas actividades.

Actividades sociales en casa aunque bajo ciertas condiciones, apertura de pequeño comercio e incluso de terrazas pero con aforo muy limitado (30% de la ocupación). A la apertura de pequeño comercio se un lugares de culto, hoteles y alojamientos turísticos, mercado al aire libre, museos, velatorios y espectáculos culturales. Siempre manteniendo el distanciamiento social y la limitación del aforo por lo tanto.

Sin novedad en cuanto a la flexibilización de la movilidad.

FASE 2. Movilidad en la misma provincia

Podrá empezar la última semana de mayo.

Apertura de locales con aforo limitado. En cuanto a la movilidad, se podrá viajar a segundas residencias. Dicha movilidad se limita dentro de la misma provincia.

Los centros educativos sólo acogerán en situaciones muy específicas a sus alumnos.

FASE 3. Flexibilidad en la movilidad general

Si no hay cambios la medida está prevista para mediados de junio.

La movilidad se flexibiliza en general.

VUELTA A LA “NORMALIDAD”

Pueden pasar hasta 8 semanas desde el inicio del plan de desescalada el 4 de Mayo. Será si no hay cambios, a finales de junio.

Durante esta fase se deben mantener las medidas de higiene y distanciamiento.

Avance entre fases

El plan de desescalada podrá variar en función de ciertos indicadores como son la evolución de la pandemia y el cumplimiento de las medidas preventivas en los centros de trabajo, en el comercio y en los medios de transporte público.

Además la evolución será diferente por provincias y esto también influirá en el desarrollo del plan de transición. Con todo ello se entiende que a día de hoy no hay un calendario con fechas concretas. La hoja de ruta se irá revisando en función de los indicadores.

Fuente. Periódico digital elpais.com. Accede al artículo completo aquí.

Movilidad durante la desescalada

El uso de los medios de autoprotección está directamente relacionado con la movilidad durante las distintas fases. Está comprobado que a mayor movilidad, mayor es el riesgo de contagio. Por lo tanto se garantiza la distribución de mascarillas y su uso será  altamente recomendado en el transporte público.

En este contexto, el transporte público urbano y la movilidad compartida siguen siendo la columna vertebral del transporte en los núcleos urbanos, pero siempre que se garantice  el distanciamiento social.

Aunque no se menciona en el documento, recordamos la importancia en este momento del uso de la bicicleta para desplazamientos cortos, en la medida de lo posible. Como alternativa al vehículo privado.

Medidas en relación al uso del transporte

Con todo ellos las medidas serán:

  • Gestionar la oferta reforzando la frecuencia de los servicios de transporte público.
  • Promover la flexibilidad de los horarios laborales y el mantenimiento del teletrabajo. Se trata de gestionar la demanda y evitar colapsos en horas punta de uso del transporte público.
  • Medidas sanitarias cuando no no es posible mantener el distanciamiento social.

El transporte público de larga distancia a nivel nacional se irá flexibilizando conforme avance el plan de desescalada. Será progresivo en cuenta a las limitaciones establecidas actualmente.

Fuente. La Moncloa. Accede al documento Plan para la transición hacia una nueva normalidad aquí.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Participa con tus comentarios y comparte en redes sociales.

Si eres certificador energético, date de alta en nuestra web.

Aprende a realizar certificados energéticos con este curso online gratis

Artículos relacionados:

El sector fotovoltaico creará empleo y riqueza en el proceso de recuperación económica tras el estado de alarma

Certificado energético de oído o sin visita un fraude en toda regla

Medidas de prevención para trabajadores del sector de la construcción por la crisis sanitaria

Las medidas del Pacto Verde para salir de la crisis sanitaria por el COVID-19 y sus consecuencias

Pautas de actuación de la dirección facultativa de las obras en curso de ejecución


Escrito por:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *