¿Cómo es el certificado de eficiencia energética?

¿Qué es el certificado de eficiencia energética? Muchos os lo preguntareis, analizamos para vosotros las partes en las que se divide y la información que contiene.

30-04-13

El próximo 1 de junio será obligatorio disponer del certificado energético y de la etiqueta energética para cada edificio existente o parte de él (piso o local comercial) que se quiera vender o alquilar. Además de aquellas partes de edificios ocupados en mas de 250m2 por la administración pública.

Los certificados energéticos deben ser suscritos por técnicos competentes en materia de certificación energética, una vez realicen la visita al inmueble a calificar y tomen los datos necesarios sobre las instalaciones, conozcan las características constructivas del edificio y realicen las mediciones necesarias para realizar los planos, de vuelta en el estudio proceden a calificar el inmueble según el procedimiento más conveniente (programas CE3 y CE3X u otros documentos reconocidos por el ministerio de industria, ver página web).

Tras obtener la calificación se redacta el correspondiente certificado en el que se reflejan las conclusiones del trabajo del técnico y otros apartados requeridos por el Real Decreto 235/2013. Es una parte del proceso ya indicado en un artículo anterior. Se requiere tener el certificado para poder registrarlo y obtener la etiqueta energética homologada por el organismo autonómico designado en materia de certificación energética.

Tomando el modelo de certificado (ver pdf) publicado por el ministerio (ver página con modelos, analizaremos las partes en las que se divide y la información aportada en él.

Certificado de eficiencia energética de edificios existentes. (1ª hoja del modelo).

En la primera hoja del modelo es el certificado en sí, en él se identifica con la dirección y la referencia catastral el edificio certificado, además de aportar datos relevantes para la calificación (zona climática y uso).

Se identifica también el técnico que suscribe el documento y la calificación energética global en base a las emisiones de CO2.

Las siguientes partes del certificado son los anexos requeridos por el Real Decreto.

ANEXO I – Descripción de las características energéticas del edificio. (2ª y 3ª hoja del modelo).

Esta parte del documento se debe indicar:

–       Situación, superficie e imagen del edificio (o parte) certificado.

–       Indicar la transmitancia de  los cerramientos opacos, carpinterías y vidrios, así como el factor solar de estos últimos, y el modo de obtención de los datos.

–       Los datos de las instalaciones de calefacción, refrigeración y de agua caliente sanitaria, indicando la potencia de los equipos, el rendimiento al que trabajan y el tipo de energía consumida (eléctrica o el tipo de combustible). También se debe indicar el método con el que se han obtenido los datos.

Si el edificio (o parte de él) certificado es un edificio terciario, se deben rellenar además los siguientes apartados.

–       Sistemas secundarios de calefacción y refrigeración, torres de refrigeración y sistemas de ventilación y bombeo.

–       Indicar por espacios la potencia instalada, el valor de eficiencia energética de la instalación y el nivel de iluminancia media de la instalación de iluminación. También indicando el método empleado para la obtención de los datos.

–       Al igual que en iluminación se debe indicar por espacio la superficie del mismo y el uso al que se destina.

ANEXO II – Calificación energética del edificio. (4ª hoja del modelo).

–       En este apartado se refleja de forma más detallada la calificación del edificio expresada en términos de dióxido de carbono liberado a la atmósfera como consecuencia del consumo energético del mismo.

De la calificación global se indica concretamente las emisiones de CO2 de las instalaciones de calefacción, refrigeración y de agua caliente sanitaria (ACS).

Aunque no se indique, entendemos que la emisión de la instalación de iluminación solo se indicaría si se tratase de un edificio terciario.

–       Adicionalmente a las emisiones, se califica parcialmente la demanda energética de calefacción y refrigeración en término de kWh/m2 año.

–       Complementando la calificación por emisiones de dióxido de carbono, se califica parcialmente el consumo de energía primaria, en unidades de kWh/m2 año, de las instalaciones de calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria (ACS).

Al igual que en el punto anterior, la calificación de la instalación de iluminación se entiende que solo se indicaría si se tratase de un edificio terciario.

ANEXO III – Recomendaciones para la mejora de la eficiencia energética. (5ª hoja del modelo).

En este apartado del documento, se deben recoger para cada una de las mejoras que el técnico prescriba, la calificación global (en emisiones de CO2) y las parciales de refrigeración y calefacción (en kWh/m2 año) que se obtendrían si se realizasen las propuestas, así como la diferencia que se consigue respecto al estado inicial.

Para cada propuesta se debe rellenar una hoja como la indicada describiendo con la mejor precisión posible la medida de mejora y el procedimiento de cómo ejecutarla.

Estas medidas pueden comprender desde realizar reformas de construcción hasta sustituir elementos de instalaciones o simples recomendaciones de buen uso.

ANEXO IV – Pruebas, comprobaciones e inspecciones realizadas por el técnico certificador (6ª hoja del modelo).

En el anexo I se recogen los datos medidos y recogidos por el técnico cuando realiza la visita al inmueble, para obtener estos datos se deben aplicar procedimientos de medición o inspección.

Estos son un rasgo característico de cada técnico, con los que puede demostrar su competencia y aptitud a la hora de realizar el trabajo. En este apartado se debe describir cada uno de los procedimientos y métodos que se han empleado para que, si se requiere comprobar la calificación obtenida, se pueda repetir en las mismas condiciones las mediciones de los datos reseñados y con ellos calcular la calificación obtenida.

El certificado analizado es el dedicado a los edificios existentes, para los certificados de proyecto y de edificio terminado se requieren documentos similares que se analizarán en las entradas correspondientes.

Se han empleado muchos términos que quizá no sean conocidos por muchos de los lectores que entréis en el blog, para poder ayudaros se hará una entrada concreta en la que reunamos las definiciones y explicaciones de esos términos.

Desde CertificadosEnergéticos.com os informamos a todos, clientes y técnicos, para que estéis al día de las novedades y las características de la nueva normativa, que sepáis para qué sirve y cómo aprovecharla.

Obtén tu certificado energético de mano de nuestros técnicos.


Escrito por:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *