Planes que mejoran la calidad del aire en las ciudades

En este post vamos a hablar de calidad del aire en las ciudades y de movilidad sostenible. En primer lugar porque ambos van cogidos de la mano. La calidad del aire se ve afectada por el uso creciente de vehículos que además contaminan. En segundo lugar porque la mala calidad del aire en nuestras ciudades es un problema grave de salud pública ¿Te gustaría disfrutar de un paseo por tu ciudad sin preocuparte porque el aire que respiras perjudica a tu salud? ¿Sabes que hay personas que mueren por este grave problema? Participa con tus comentarios.

calidad del aire movilidad urbana

11-05-18

Imagen. Smart Cities Expo World Forum 2018

El problema de la contaminación del aire es que no se ve y permanecemos ignorantes

La contaminación en las ciudades es causa de dos problemas graves. Por un lado acelera el efecto invernadero y por lo tanto el calentamiento global del planeta. Por otro, es causante cada año de la muerte prematura de 3 millones de personas en todo el mundo. Accidentes cerebro-vasculares, cáncer de pulmón, neumopatías crónicas y agudas, entre ellas el asma, según la OMS en su artículo de septiembre de 2016 Calidad del aire ambiente (exterior) y salud. Cifras como que el 92% de la población en 2014 vivía en lugares donde no se respetan las Directrices de la OMS sobre la calidad del aire, llaman poderosamente la atención e invita sin lugar a dudas a tomar medidas restrictivas.

A continuación extraemos dos párrafos de dicho artículo, ejemplo de medidas para remediar el grave problema de la baja calidad del aire en las ciudades:

– Las políticas y las inversiones de apoyo a medios de transporte menos contaminantes, viviendas energéticamente eficientes, generación de electricidad y mejor gestión de residuos industriales y municipales permitirían reducir importantes fuentes de contaminación del aire en las ciudades.

– La reducción de las emisiones domésticas derivadas de sistemas energéticos basados en el carbón y la biomasa, así como de la incineración de desechos agrícolas (por ejemplo, la producción de carbón vegetal), permitiría limitar importantes fuentes de contaminación del aire en zonas periurbanas y rurales de las regiones en desarrollo.

– La disminución de la contaminación del aire reduce las emisiones de CO2 y de contaminantes de corta vida tales como las partículas de carbono negro y el metano, y de ese modo contribuye a mitigar el cambio climático a corto y largo plazo.

El ejemplo de Madrid

En marzo de 2017 el periódico El Mundo se hacía eco de la presentación del Plan A promovido por el Ayuntamiento de Madrid. Un plan que incluye diversas acciones relacionadas con el transporte tanto público como privado. Su objetivo consiste en reducir para 2030 las emisiones causadas por la movilidad urbana en un 50% respecto de 2012.

Algunas de las medida del Plan A que afectan a la movilidad urbana

  1.  A partir de 2020, los vehículos de gasolina matriculados antes de 2000 y los diesel matriculados antes de 2006, no podrán aparcar en la zona SER (Servicio de Estacionamiento Regulado).
  2. Cinco años más tarde, estos mismos vehículos no podrán circular por la ciudad.
  3. Dos años antes de 2020, es decir, a partir de este año 2018, se reducirá la velocidad a 70 km/h en las autovías de acceso a Madrid.
  4. Entre 2018 y 2020 se contempla una primera fase de incentivos al desarrollo de tecnologías de recarga eléctrica.
  5. La flota de la EMT se renovará para que los autobuses sean de bajas emisiones.
  6. En 2025 sólo se permitirán los taxis cero o eco.
  7. Las vías principales se modificarán reduciendo el espacio dedicado al automóvil con el objetivo de potenciar el espacio para el transporte público.
  8. El sistema municipal de alquiler de bicicletas BiciMAD será ampliado.
  9. Las bonificaciones y penalizaciones se verán incrementadas por aparcar en zona SER a los vehículos según lo que contaminen.
  10. Se creará una red de aparcamientos disuasorios.

Ante estas restricciones como alternativa se planteará la posibilidad de bonificar el transporte público durante un tiempo a los propietarios de los vehículos afectados por estas medidas restrictivas. También se premiará mediante bonificaciones en el impuesto de circulación así como el acceso libre al Centro para aquellos propietarios que sustituyan sus vehículos por otros eléctricos.

Si quieres saber más sobre el Plan A puedes ampliar información en la noticia de EL Mundo.

Plan MOVALT que promociona la movilidad alternativa y mejoran la calidad del aire

El plan MOVELT tiene como objetivo incentivar la compra de vehículos de energías alternativas. También incluirá la instalación de puntos de recarga eléctrica. Para ello El Ministerio de Energía a destinado 35 millones de euros a través del IDAE. 20 millones para la compra de vehículos y 15 para las estaciones de recarga eléctrica.

El objetivo del plan MOVALT es aumentar el parque de vehículos de energías alternativas. De esta manera se contribuye en la reducción de las emisiones de CO2 y de otros gases contaminantes. Con estas acciones avanzamos en la lucha contra los efectos del cambio climático y la mejora de la calidad del aire que respiramos en las ciudades. Por otro lado, el uso de energías alternativas permite según el IDAE reducir la dependencia energética de nuestro país del exterior, y por tanto el gasto asociado en los presupuestos destinado a este fin.

Compra de vehículos de energías alternativas

Se entiende como vehículos de energías alternativas a aquellos que consumen:

– Autogas (GLP).

– Gas Natural (GNC, GNL) o bifuel gasolina-gas.

– Electricidad (BEV, REEV, PHEV).

– Pila de combustible.

Los beneficiarios pueden ser particulares, autónomos, PYMES, empresas y administraciones públicas.

Los vehículos adquiridos para ser beneficiarios deben de ser nuevos o como máximo con una antigüedad de 9 meses. La cuantía varía entre los 500 euros y los 18.000 euros según el tipo de vehículo: moto, cuadriciclo, turismo, furgoneta o camión.

Estaciones de recarga eléctrica

Los beneficiarios en este caso pueden ser administraciones, empresas públicas y privadas.

Las estaciones pueden ser para uso público en el sector no residencial y también para uso privado en zonas de estacionamiento de empresas privadas. También se incluyen las que se instalen en vía pública y en las carreteras. La cuantía de la ayuda cubre hasta el 60% del coste de inversión en el caso de entidades públcas y PYMES; 40% en el resto de empresas.

Una regulación eficiente

No obstante a pesar de estos planes, parece ser que las estaciones de recarga eléctrica se enfrentan a un gran escollo: la legislación. Si quieres saber más mira este enlace: De vehículos eléctricos y el insalvable trecho entre lo dicho y lo hecho.

Fuente. Energía aprueba el Plan Movalt para incentiva la compra de vehículos de energías alternativas y la instalación de puntos de recarga eléctrica.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Participa con tus comentarios, y compártelo entre tus contactos en redes sociales.

Si eres certificador energético, date de alta en nuestra web y recibe encargos directos de clientes sin intermediarios.

Aprende a realizar certificados energéticos con este curso online gratis

Artículos relacionados:

Fotocatálisis en los materiales de construcción

Localización y transporte asociado a los edificios en LEED

La etiqueta energética en vehículos: coches de combustible y tecnologías alternativas

Contaminación del aire en Europa en 2018: La gran “barrera de carbón”

10 aspectos fundamentales que diferencian una vivienda sostenible (I)


Escrito por:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *