La calidad del aire interior en los edificios en la certificación LEED

Los parámetros fundamentales que definen la calidad ambiental interior de los edificios son el confort térmico, el aislamiento acústico, la iluminación y la calidad del aire interior. Todos ellos están relacionados directamente con las instalaciones presentes en los edificios donde vivimos y trabajamos. Existen estrategias que permiten compatibilizar el comportamiento eficiente de dichas instalaciones, con el confort de los usuarios de los espacios interiores. En este post os explicamos que estrategias propone LEED para alcanzar este objetivo.

indoor environmental quality

23-05-2014

LEED (Leadership in Energy & Environmental Design) es un sistema de certificación (marca registrada por el USGBC) de origen americano (EEUU), que relaciona impactos ambientales, con estrategias verdes en la construcción de edificios y en edificios existentes, promoviendo prácticas de construcción ecológicas y sostenibles. Existen diferentes Rating System organizados por categorías. Ya hablamos en un post anterior de una de ellas: Eficiencia en el uso del Agua (Water Efficiency). Ahora abordamos la categoría de Calidad del Ambiente Interior (Indoor Environmental Quality).

calidad del ambiente interior

¿Qué es el Síndrome del edificio enfermo?

Se trata de una realidad presente en muchos edificios relacionada con la calidad del aire interior de los mismos. Es un problema reconocido internacionamente. El Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo en España reconoce esta enfermedad de los edificios y explica sus consecuencias. Se identifica porque un número considerable de usuarios en un edificio presentan síntomas de enfermedad aparente difícil de determinar y que no se corresponde con ninguna patología tipificada.

sindrome edificio enfermo

Según el INSHT, tiene que ver con la presencia de bioaerosoles, la exposición de las personas y los transtornos que experimentan. Es un fenómeno frecuente en trabajadores en oficinas y sus síntomas son: irritación de las membranas mucosas de ojos, nariz y garganta; y tiene que ver con la insuficiente entrada de aire fresco en el ambiente cerrado, el grado de ventilación, uso de humificadores y refrigerantes, las actividades que se lleven a cabo y el mobiliario presente en los espacios interiores, presencia de materiales lanosos o de papel en revestimientos de paredes, pinturas, adhesivos, presencia de polvo, etc…

Estrategias en la categoría de Calidad del Ambiente Interior

La calidad del aire interior en los edificios

LEED hacer referencia a lo largo de los rating systems, a estándares de la normativa ASHRAE. Dicha normativa regula el confort térmico, la ventilación y calidad del aire interior, y la eficiencia energética. Respecto de la calidad interior de los edificios, se trata de verificar que se cumplen los parámetros exigidos por este estándar, respecto de la ventilación mecánica y/o la ventilación natural.

indoor air quality

El humo del tabaco

En España la ley anti-tabaco de 2010, prohíbe fumar en interior de espacios de uso colectivo (centros de trabajo públicos y privados, centros y dependencias de las Administraciones Públicas, centros, servicios o establecimientos sanitarios, centros docentes,…), interior de la mayoría de locales de pública concurrencia (cines, teatro, restaurantes, bares y demás establecimientos de restauración cerrados, etc… y hoteles, hostales y establecimientos análogos con cierta flexibilidad) y algunos espacios abiertos (recintos de parques infantiles y áreas de juego para la infancia).

environment tobacco smoke

En este requisito, se diferencia entre proyectos de uso residencial y hospitalario por un lado, y todo tipo de usos por otro. Por lo general, está prohibido fumar en los edificios, y en el entorno de los mismos con precauciones, lejos de entradas, ventanas y tomas de aire. Se utilizará señalética para designar zonas de fumadores, o bien que prohíba fumar. Las habitaciones designadas para fumadores (algunas habitaciones de hotel por ejemplo, o estancias expresas) deberán de mantener una presión negativa respecto de los espacios adyacentes, ser perfectamente estancas, extraerán el aire de ventilación directamente al exterior, y la re-circulación de aire está prohibida. En edificios uso residencial se utilizará el ensayo de blower door para demostrar la estanqueidad de las unidades (viviendas, habitaciones,…).

Medición y control de la distribución del aire exterior

Uso de la monitorización (sensores y monitores) en las tomas de aire desde el exterior para evaluar los niveles de CO2, y el caudal de aire que entra, y asegurar suficiente aire fresco en los espacios interiores cuando sea requerido. En sistemas de ventilación mecánica, se medirá el nivel de ventilación de aire que se toma del exterior, cuando se suministre a zonas que no estén densamente ocupadas, y supongan como mínimo el 20% del total de los espacios (ahorro en consumo de energía en zonas que requieran niveles inferiores de ventilación).

control niveles ventilacion

Los niveles de CO2 se medirán en zonas densamente ocupadas con ventilación mecánica, y en todos los espacios ventilados de manera natural. Dichos aparatos de medida deberán de responder con acciones correctivas (alarma), cuando varíen los niveles de ventilación en más de un 10%, respecto de los parámetros de diseño.

medidos concentraciones CO2

Aumento del grado de ventilación

La estrategia a seguir para garantizar ambientes interiores sanos, consiste en el aumento del grado de ventilación, para garantizar la entrada de aire fresco cuando es requerido, en zonas densamente ocupadas. En este sentido, se establecen unos aumentos mínimos de entrada de aire exterior, calculados respecto de un procedimiento prescriptivo, o bien una simulación modelizada. El objetivo consiste en eliminar o reducir concentraciones de CO2, compuestos volátiles emitidos por materiales de construcción y el mobiliario.

aparato medida distribución aire exterior

aparato medida distribución aire exterior

Esta estrategia supone un aumento del consumo de energía que deber ser compensada.

Control de la calidad del aire interior durante la fase de construcción

Esta estrategia está enfocada a garantizar la calidad del aire interior de los trabajadores durante la construcción del edificio, y de manera previa a la ocupación por parte de sus usuarios. Las medidas deben desarrollarse en un plan de calidad del aire durante la construcción. 

calidad aire interior construcción

Incluye medidas como:

Proteger las instalaciones (conductos, rejillas, aparatos) que ya estén instalados hasta que termine la fase de construcción.

protección conductos aire construcción

– Usar materiales y productos de limpieza con cantidades reducidas de compuestos orgánicos volátiles.

– Programas de limpiezas periódicas.

– Realización de un flush-out de los sistemas mecánicos de tratamiento del aire previa a la ocupación, o en el caso de que no se complete en ese momento, continuar con una serie de prácticas complementarias hasta alcanzar la cantidad de volumen de aire estimado.

flush out plan calidad aire

Materiales presentes en los espacios interiores que emiten VOC

El objetivo de esta estrategia consiste en elegir materiales con límites reducidos (inferiores a las niveles determinados por la normativa de aplicación) de Compuestos Orgánicos Volátiles en:

– Adhesivos y material de sellado.

– Pinturas y revestimientos y sistemas de acabados de paredes.

– Revestimientos y sistemas de acabado de suelos.

– Tableros de composite, y de fibras naturales, utilizados en mobiliario, suelos, puertas, panelados, etc..

VOC plan calidad aire

Control de la presencia de sustancias químicas y de polución en el ambiente inteiror

Para controlar las vías de entrada de sustancias químicas y de polución, LEED propone una serie de medidas que afectan a los accesos desde el exterior, al interior del edificio, a las estancias donde se utilicen químicos o bien se generen partículas que afecten a la calidad del aire, así como la filtración del aire que entra desde el exterior.

calidad aire quimicos polucion

Dichas medidas consisten:

Colocar elementos fijos en las entradas de los edificios, que permitan capturar partículas del exterior, como rejillas, sistemas de ranuras o felpudos que se limpien de manera regular.

capturar polucion acceso edificio

Garantizar la estanqueidad y la renovación de aire necesaria en estancias donde se manipulen químicos, o contengan maquinaria que genere o utilice químicos, como imprentas, copisterías, garajes, cuartos de limpieza, etc.

Utilizar filtros en las tomas de aire desde el exterior con un valor de nivel de eficiencia mínimo.

Capacidad de control de las instalaciones por los usuarios

Proporcionar capacidad de control y regulación a los usuarios de los edificios, de las instalaciones térmicas y de iluminación:

– El control individual de la iluminación para la realización de tareas individuales (90% mínimo), así como en estancias compartidas por varios usuarios.

control individual iluminacion

Control de los equipos de climatización de manera individual (al menos al 50%) a los usuarios del edificios, así como ventanas que se puedan abrir para los ocupantes más cercanos. También se proveerá de control en las estancias compartidas por varios usuarios.

control individual confort termico

Confort térmico

Esta estrategia considera por un lado, el diseño de las instalaciones de climatización y ventilación, así como de un buen diseño de la envolvente térmica del edificio, de manera que se alcancen las exigencias establecidas en el estándar ASHRAE; y por otro, propone la realización de encuestas de satisfacción de los usuarios, entre los 6 y los 18 meses desde que el edificio fue ocupado, y aconseja llevar a cabo acciones correctivas, cuando el 20% de los ocupantes muestre insatisfacción. La encuesta preguntará por el confort térmico en el interior del edificio: evaluación del confort e identificación de incidencias.

encuesta satisfaccion ocupantes

Luz natural y vistas directas al exterior

Para LEED es fundamental el aprovechamiento de la luz natural y las vistas directas al exterior, para garantizar el confort de los usuarios de los edificios, ya que considera que de esta manera se consiguen espacios más confortables, y una mayor productividad. Por ello introduce una serie de medidas que afectan al diseño de ventanas y lucernarios, y que permitan alcanzar unos niveles de iluminación mínimos en determinados períodos del día, y con luz natural.

calidad aire interior productividad

Por último recomienda que al menos el 90% de los usuarios de áreas densamente ocupadas, cuenten con vistas directas al exterior.

¿Te ha parecido interesante este post? ¿Qué opinas de las estrategias que propone LEED para garantizar ambientes sanos y de calidad? Participa con tus comentarios.

Si eres certificador energético, date de alta en nuestra web.

 


Escrito por:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *