Instalación fotovoltaica para autoconsumo y cómo instalarlo en tu hogar

Autoconsumo eléctrico en cinco pasos o cómo convertirse en autoconsumidor en tu propia vivienda con una instalación fotovoltaica. Esta guía publicada por el IDAE tiene como objetivo informar a la ciudadanía de que el autoconsumo es viable, legal y una manera de contribuir a cambio de modelo energético.

autoconsumo edificios energia renovable instalación fotovoltaica

05-11-2019

El primer paso es saber qué es el autoconsumo

El autoconsumo en cinco pasos tiene como objetivo explicar las bondades de este sistema de generación de electricidad. Un sistema que permite a las familias producir y consumir la electricidad que necesitan cada día en su propio hogar. Y todo ello sin depender del precio de tarifas eléctricas que cambia continuamente. Una instalación de autoconsumo, por ejemplo una instalación fotovoltaica, es una inversión que permite ahorrar a largo plazo en la factura eléctrica amortizando así el desembolso inicial. Cuantas más familias se sumen a esta iniciativa, más se impulsa las renovables.

Por otro lado los recientes cambios en la legislación han permitido ciertas ventajas por el uso de una instalación para autoconsumo:

Simplificación. Facilitar los trámites de instalación y registro.

Fuera peajes injustos. Reconocer el derecho a autoconsumir energía eléctrica renovable sin peajes ni cargos.

Aprovechamiento también colectivo. Instalaciones individuales y también compartidas a nivel de comunidad de vecinos.

El segundo, saber de qué se compone una instalación de autoconsumo?

Los elementos que componen una instalación de autoconsumo son:

1. Una instalación productora que aprovecha las fuentes de energía renovable. Por ejemplo una instalación fotovoltaica que aproveche la radiación solar o bien un generador de mini-eólica que aproveche el viento. Ambos ejemplos para producir electricidad gratis y limpia en tu propio hogar.

2. Elementos auxiliares como inversores, cables, conectores.

3. Baterías para acumular excedentes.

La instalación se conecta a la red interior eléctrica de la vivienda. Todos los equipos y aparatos, así como instalaciones de climatización y de producción de agua caliente de la vivienda que consuman electricidad, se alimentarán en primer lugar de dicha instalación. Aquí es donde se produce el ahorro en la factura de la luz. Sólo se comprará energía de la red, cuando no haya electricidad auto-producida disponible para su consumo.

El tercer paso, saber si es viable económicamente

Conocer el coste, el ahorro y por lo tanto la viabilidad de la instalación es fundamental para el éxito de la inversión. Un ejemplo en la Guía incluye los siguientes datos:

– Sistema de 3 kW.

– Superficie de la vivienda: 75 m².

– Miembros de la familia: 4.

– Periodo de amortización: 6 a 10 años.

Las líneas de ayudas y los beneficios fiscales permiten reducir plazo de amortización. Además también se acelera la amortización cuanta más energía producida se auto-consuma.

Por otro lado, también se puede valorar la opción de solicitar financiación para el desembolso inicial.

Cuarto paso, si genero más kW de los que consumo ¿Qué hago con ellos?

Tenemos tres opciones:

OPCIÓN A. Se puede acumular el excedente en baterías y aprovechar dichos kW cuando no se pueda producir. Incluso si se sabe que se va a consumir de la red eléctrica, programar el sistema para auto-consumir cuando la energía de la red sea más cara.

OPCIÓN B. Esta segunda opción consiste en vender los excedentes en instalaciones de potencia inferior a 100 kW. Se llama sistema de compensación simplificada. De esta manera, la electricidad auto-producida y vertida a la red se descuenta en la factura aplicando una tarifa. El precio por kW auto-producido y vendido podrá ser fijado por ley o según contrato, según si la comercializadora es de referencia o libre respectivamente. En la factura de electricidad la energía comprada se compensa con la auto-producida y vendida.

OPCIÓN C. Convertirse en un productor como si fuera una actividad económica. Esta opción supone el cumplimiento de unas obligaciones fiscales. A cambio, se puede vender todos los excedentes que se tenga sin límite mensual. Esta modalidad es la de autoconsumo con excedentes sin compensación simplificada.

Último y quinto paso ¿Qué necesito por ejemplo para una instalación fotovoltaica?

Fundamentalmente espacio para la correcta instalación y el máximo aprovechamiento.  En el caso de una instalación fotovoltaica se debe de disponer de la superficie necesaria tanto para colocar los paneles necesarios y sin elementos que proyecten sombra, como para colocarlos bien orientados para el máximo aprovechamiento. La ubicación en un edificio de viviendas puede ser la azotea. En una vivienda unifamiliar, la cubierta, ya sea plana o inclinada. Además dicha instalación puede estar ubicada en el mismo edificio donde se consume la energía generada o en uno diferente próximo al punto de consumo.

Si necesitas más información, consulta la guía. A continuación pincha en el enlace para su descarga.

Fuente. Guía para convertirse en autoconsumidor en 5 pasos publicada por el IDAE.

Si eres certificador energético, date de alta en nuestra web y recibe encargos directos de clientes sin intermediarios.

Aprende a realizar certificados energéticos con este curso online gratis

Otros artículos que te pueden interesar:

La bomba de calor y donde encontrar toda la información que necesitas

Cédula de habitabilidad y porqué encargarla junto al certificado energético

Cómo introducir aerotermia en CE3X más fácil de lo que piensas

El frío solar es la solución ecológica para la refrigeración de espacios interiores

Cómo afectará la modificación del RITE al certificado energético de edificios


Escrito por:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *