¿Cómo se determina el precio de la electricidad en España?

En España, el precio de la electricidad se fija mediante el pool eléctrico o mercado mayorista de la electricidad. Aquí se determina las unidades de electricidad que se van a producir y su precio. El objetivo es cubrir la demanda prevista para cada hora del día. Por un lado, la demanda depende de las condicione climatológicas. Por otro lado, el precio depende de la tecnología utilizada para producir la electricidad. En la actualidad el porcentaje de renovables para cubrir la demanda todavía es bajo, y el resto de tecnologías suelen ser más caras ¿Cómo se decide si el precio de la electricidad sube o baja?¿Cómo se fija el precio de la electricidad en nuestro país? Sigue leyendo.

precio de la electricidad

12-04-2022

En este artículo hablaremos de cómo se fija el precio de la electricidad en España. Antes de entrar en materia es necesario saber que la electricidad no se puede almacenar debido a que no se dispone aún de la tecnología capaz de hacerlo. Ésta es una de las razones de que exista un mercado diario y unos mercados de ajustes en los cuales se determina cuánta electricidad se produce y cuál es su precio.

El mercado eléctrico español y el precio de la electricidad

En nuestro país, el mercado de la electricidad está formado por agentes independientes: el generador, el transportista, el distribuidor y el comercializador. A estos agentes hay que añadirle otros dos agentes, que se encargan de que todo funcione de manera normal, son el regulador y el operador del sistema.

Dentro de estos agentes, cualquier empresa puede ejercer de generadora o comercializadora de electricidad, siempre que lo apruebe el regulador del sistema eléctrico español. Sin embargo, el transporte y distribución son actividades reguladas. Por este motivo, no todas las empresas pueden acceder a este papel. Los costes de las redes de transporte y distribución se repercuten en las facturas de electricidad de los usuarios.

El último de los agentes del mercado es el consumidor. Para el comercio de electricidad existen dos mercados: mercado libre y mercado regulado:

Mercado regulado. Dentro de este mercado, también denominado PVPC, el precio de la electricidad, es fijado por el Gobierno. Y lo hace en función del pool eléctrico. Así el precio de la electricidad se modifica a cada hora de cada día. Lo hace en función de la oferta y la demanda, entre quienes producen la energía y quienes la venden al consumidor.

Mercado libre: En el mercado libre el precio es fijado por las comercializadoras. Estas poseen diferentes ofertas y precios. Generalmente, los precios ofertados por las comercializadoras son fijos. Es por ello, que no les afecta los cambios horarios del precio de la electricidad.

¿Cómo se determina el precio de la energía eléctrica?

Como hemos comentado, el precio de la luz se fija en función de la oferta y la demanda. El operador del mercado eléctrico mayorista, denominado OMIE, es el encargado de recibir las ofertas de compra y venta de energía eléctrica.

Los vendedores especifican la cantidad de energía de la que disponen y el precio al que la van a vender. Las diferentes ofertas de venta se ordenan de menor a mayor precio (curva creciente), formándose de este modo la curva de venta. El precio mínimo de venta es 0 €/MWh.

Por otro lado, los compradores especifican la cantidad de electricidad que van a necesitar, así como el precio al que van a comprar dicha electricidad. Las ofertas de compra se ordenan de mayor a menor precio (curva decreciente), formándose la curva de compra. El precio máximo de compra es 3000 €/MWh.

Si representamos ambas curvas en un mismo sistema de coordenadas se cruzarán en un punto concreto. Este punto se denomina precio de casación de la energía eléctrica. En ese sistema de coordenadas, los generadores y consumidores mayoristas que queden a la derecha del precio de casación no compran ni venden energía eléctrica para una hora en concreto.

A continuación analizaremos más profundamente las curvas de compra y venta para saber por qué el precio de la electricidad puede ser tan diferente de una semana a otra.

La curva de venta

En nuestro país existen diferentes fuentes para la producción de electricidad: combustible nuclear, energía eólica, energía solar, energía hidráulica o combustible fósil. Para poder entender realmente cómo se determina el precio de la electricidad se deben conocer las características de cada generador.

La energía nuclear genera energía eléctrica con un precio muy bajo en comparación con otro tipo de generador, puesto que las centrales nucleares funcionan durante las 24 horas del día, sin que se pueda aumentar o disminuir la producción de electricidad.

Las energías eólica y solar, fuentes de energía renovable por lo tanto, usan como fuente de energía el sol y el viento. Este tipo de generadores ofertan la electricidad a un precio por encima de sus costes de mantenimiento, los cuales son bastante bajos.

Las centrales hidroeléctricas usan las corrientes y saltos de agua para generar energía eléctrica. Puesto que este tipo de fuentes son algo escasas, la energía que pueden producir también lo es.

Por último tenemos las centrales térmicas que emplean combustibles fósiles. Este tipo de centrales tienen un tiempo de puesta en marcha relativamente bajo, por lo que pueden generar energía eléctrica en minutos o segundos. Además de los costes de mantenimiento, los costes asociados al combustible, carbón y gas natural, convierten a este tipo de fuente en una de las más caras a la hora de producir electricidad, ofertando su energía a un precio más elevado que las anteriores fuentes.

La curva de compra

Como ya hemos comentado, la demanda es la cantidad de energía que se va a requerir a lo largo del día. Esta demanda es la que influye principalmente en la curva de compra. Dicha demanda está condicionada principalmente por dos factores: la actividad humana y la estacionalidad.

Para que el mercado sea estable, la demanda y la producción deben coincidir en un punto. Para ello, las fuentes de energía capaces de dar una pronta respuesta tienen que estar disponibles para la producción o la desconexión en función de lo que decida el operador del sistema lo requiera. De esta manera, se asegura que la producción y el consumo sean iguales en tiempo real.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Participa con tus comentarios, y compártelo entre tus contactos en redes sociales.

Si eres certificador energético, date de alta en nuestra web y recibe encargos directos de clientes sin intermediarios.

Aprende a realizar certificados energéticos con este curso online gratis

Artículos relacionados:

Requisitos para ejercer como Técnico Certificador Energético

Levels para la evaluación de la sostenibilidad de edificios será imprescindible en los próximos años

Cómo gestionar obras de mantenimiento de edificios para ahorrar energía ¡Averigua cuánto puedes ahorrar cada año!

Fondos Next Generation UE: ayudas para la rehabilitación de viviendas

La pobreza energética afecta a la salud de las personas


Escrito por:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *